De Chile a la UANL: Qué universidad tenemos y que universidad podemos?

A propósito de las crecientes movilizaciones en chile en torno a la lucha emprendida por estudiantes, maestros y padres de familia, presentamos una breve reflexión sobre las aportaciones de esta lucha a la realidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y probablemente a la condición de la gran mayoría de las universidad públicas en México.

De Chile a la UANL:

¿Qué universidad tenemos y que universidad podemos? 

1.- En una nota que pasó casi desadvertida entre los estudiantes, se publicó en la prensa local el pasado 7 de junio que la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la UANL subcontrato varias “empresas fantasmas” en un proyecto financiado por PEMEX. El coste total de fraude asciende a los 2 mil 600 millones de pesos en 5 años. De forma similar, el pasado 6 de julio la prensa destapó la cloaca en Facultad de Contaduría Pública y Administración (FACPYA) donde se asignaban contratos millonarias a una empresa propiedad de un familiar de director, así como enormes gastos en viáticos, falsificación de documentos, etc. 

2.- Como estas 2 notas, existen decenas de casos de corrupción, nepotismo, falsificación, etc en casi cada carrera y preparatoria de la UANL. Todos sabemos y conocemos de estos casos que abarcan la corrupción en el examen de admisión, la asignación fraudulenta de becas a quién no la ocupa y la negación de becas a quiénes en verdad las ocupan, los alumnos que se gradúan sin presentarse a clases, las constantes remodelaciones y cambios de fachadas inútiles que nos recuerdan el viejo lema priista de “en el bacheo está el ganeo”, es decir, obras interminables, donde no hay auditoría de recursos, donde se factura al doble o triple del precio, donde además hay robo al por mayor de material, fierro, etc. Maestros que ganan premios, becas y financiamientos con trabajos hechos por sus propios estudiantes. 

3.- Frente a esto los estudiantes y padres de familia aparecen indefensos, los miles de millones de pesos dilapidados por la rectoría y las facultades contrastan con los aumentos constantes en las cuotas internas y de rectoría. La asignación fraudulenta de becas, basada en favoritismo y esquemas ajenos a la realidad social de las familias trabajadoras en México (por ejemplo, la no asignación de beca completa a las hijas e hijos de empleados en el sector informal), se contraponen con la dilapidación de recursos en viáticos. 

4.- Aunado a esto, es imposible pasar por alto la doble moral de las autoridades universitarias, quiénes proponen aplicar 130 mil exámenes antidópings a sus “peligrosos alumnos”, en lugar de exigir justicia a las 3 instancias de gobierno por la muerte de Gabriela Pineda, estudiante de sicología; Lucila Quintanilla, estudiante de Artes Visuales; Raúl Javier Villarreal, estudiante de Arquitectura; y quién sabe cuántos anónimos y estudiantes de preparatoria víctimas de la narcoviolencia en nuestro país. 

5.- Siendo esta la universidad que tenemos, no solo es lógico, sino urgente, comentar a plantearnos que universidad podemos y queremos. De las autoridades universitarias y de educación, podemos seguir esperando su silencio cómplice ante nuestras tragedias, a lo mucho una palmita y un lo siento tan falso como su recibo de nomina. Podemos seguir esperando la sonrisa hipócrita en los eventos sobre transparencia y rendición de cuentas, mientras por dentro ríen de estudiantes y padres de familia. Podemos conformarnos con las becas de 30 o 50% mientras a los estudiantes con “palancas”, muchas veces en maestría y posgrado se les dan becas completas. 

6.- Frente a esto los estudiantes chilenos hoy nos dan una clase muy valiosa, no una lección mediocre, vacía, conformista y agachada como las más de las que recibimos en las aulas (salvo honrosas excepciones) nos dan una lección de DIGNIDAD. Sus demandas son tan simples que se nos hacen de otro mundo: 

                                   – educación universitaria gratuita

                                   – educación universitaria de calidad

                                   – educación universitaria digna 

7.- Una perspectiva de cambio auténtica en la universidad, solo puede construirse y levantarse en el contexto de una perspectiva de cambio general del estado de las cosas. Una perspectiva que no cuestiona la educación universitaria como parte pilar cultural del propio sistema política, económico y social actual; una perspectiva que no cuestiona el rol del mercado en la educación pública es al final del día una perspectiva que se queda en las formas y no va al fondo de los problemas en la universidad. 

8.- Los estudiantes, padres de familia y maestros chilenos hoy en lucha muestran un programa de reivindicaciones claras y precisas, que es la suma de años de movilizaciones, de asambleas, de paros, de actos, de foros y de estudios. Hoy en chile se pelea por una educación popular y digna, no enfocada en los de arriba sino construida desde abajo, por estudiantes, maestros, personal no docente; en chile se pelea en la calle y en las aulas por una educación al servicio de los estudiantes pobres, de los hijos e hijas de obreros, empleados, técnicos, desempleados, ambulantes, etc y no al servicio de los empresarios y gobernantes. Mientras no aprendamos estas lecciones, las escasas voces disidentes en la UANL seguirán apelando a mejorar por fuera, en apariencia, una universidad hecha al modo de los de arriba, es decir, excluyente, corrupta, déspota, elitista, racista, etc. 

9.- La construcción de una perspectiva de cambio en la universidad pasa por la organización de los estudiantes para la resolución de sus problemáticas concretas, es decir, pasa por la organización para luchar contra la corrupción y la educación de mercado de manera general, y de manera particular por las demandas y casos concretos en cada facultad o prepa, en cada carrera y en cada aula. Luchar para estudiar y estudiar para luchar, esta es el mejor de los aportes chilenos que hoy debemos de traer a la UANL. 

A.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s