Pega carestía a minisalarios

El costo nominal de los productos seleccionados creció 78.3 por ciento entre 2003 y 2011

Ciudad de México  (6 marzo 2011).- La brecha entre el salario mínimo y el precio de los productos de la canasta básica sigue abriéndose.

De acuerdo con un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, en 2003 se requerían siete días de salario mínimo para cubrir el costo del consumo individual mensual de 19 productos integrantes de la canasta básica. En enero de este año se requerían ya nueve días de salario mínimo.
La lista incluye los productos considerados más representativos en la dieta individual, pertenecientes a todos los grupos alimenticios: aceite comestible, azúcar refinada, pollo, huevo, arroz, frijol, cebolla, chile, jitomate, limón, naranja, plátano, manzana, tortilla de maíz, agua embotellada e incluso refresco de cola.

“El costo nominal de los productos seleccionados creció 78.3 por ciento entre 2003 y 2011, mientras que el salario mínimo general aumentó 37 por ciento en el mismo periodo, con lo que en los últimos siete años la capacidad de compra para estos productos disminuyó 41.3 puntos porcentuales”, detalla el reporte Análisis Mensual de Productos Básicos correspondiente a febrero.

“En los últimos años, el crecimiento en los precios de productos y alimentos de consumo básico revela el deterioro del ingreso de las familias mexicanas por la pérdida de poder adquisitivo del salario”, agregó.

Según los cálculos del CEFP, el costo del consumo individual al mes de los productos básicos seleccionados promedia 522.80 pesos al mes, lo que equivale a nueve días de salario mínimo.

Si se considera una familia de cuatro integrantes con el mismo nivel de consumo, se requerirían 2,091 pesos para cubrir el costo de su alimentación, es decir, 297 pesos más que el salario mínimo mensual.

“El incremento de la canasta básica afecta en mayor medida a la población de menores ingresos, que destina entre el 40 y 50 por ciento de sus ingresos al gasto en alimentos”, advierte el reporte.

“Tan sólo para el consumo promedio mensual de tortilla de un adulto (6.5 kilogramos aproximadamente), se requiere de un día de salario mínimo con el actual precio de la tortilla, el cual promedia 9.04 pesos por kilogramo”.

El CEFP dijo que, de acuerdo con datos del Banco de México, durante enero el costo de los productos que componen la canasta básica crecieron menos que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que registró una tasa anual de 3.7 por ciento.

No obstante, alertó, los productos derivados de los granos, como pan dulce, pan blanco, harina de maíz, la tortilla de maíz y galletas populares, registraron mayores incrementos

Los precios del pan dulce y de las tortillas crecieron durante enero 6.82 y 6.09 por ciento, respectivamente, respecto al mismo mes del año previo.

“Destaca el precio de la tortilla, con cuatro meses consecutivos de crecimiento, mismos que podrían prolongarse en caso de que las resiembras de maíz que se realizaran en los estados afectados por las heladas sean insuficientes para cubrir la demanda de este producto”, alerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s